Print pagePDF pageEmail page

El Consejo de Ministros ha aprobado un Real Decreto por el cual se modifican otros Reales Decretos del 7 de diciembre de 2006, por el que se establecían las enseñanzas mínimas de la educación primaria; y del 29 de diciembre de 2006, por el que se establecían las enseñanzas mínimas correspondientes a la educación secundaria obligatoria.

La aprobación de este Real Decreto tiene como objetivo reformar la asignatura de Educación para la Ciudadanía, mediante la modificación de los currículos de Educación Primaria y Secundaria Obligatoria para suprimir las cuestiones controvertidas y susceptibles de caer en el adoctrinamiento ideológico.

El nuevo diseño de la asignatura de Educación para la Ciudadanía prevista en este Real Decreto entrará en vigor en el curso 2012-2013.

La asignatura Educación para la Ciudadanía ha sido un tema de conflicto desde su origen, por entender un sector importante de la población española que su contenido atentaba contra ciertos principios constitucionales.

Este Gobierno defiende el respeto a la libertad de enseñanza y, consiguientemente, al derecho de los padres a educar a sus hijos conforme a sus convicciones filosóficas, religiosas o morales (artículo 27 de la Constitución).

El Estado tiene la obligación de asegurar que los ciudadanos conozcan:

La Declaración Universal de los Derechos Humanos, que se desarrolla a su vez en:
– los Pactos Internacionales de Derechos Civiles y Políticos,

– el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de Naciones Unidas,

– la Convención Europea de Derechos Humanos y Libertades Fundamentales,

– y la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea;

La Constitución, como norma fundamental del ordenamiento jurídico español: derechos, deberes y libertades, forma política y estructura de España, funcionamiento de las instituciones públicas, principios rectores de la política social y económica.

De esta manera, los contenidos de la asignatura se organizan de la siguiente manera:

PrimariaSe concretan los planteamientos metodológicos para promover:

– el afán de saber,

– el conocimiento de las normas jurídicas y de los reglamentos de convivencia de los centros escolares,

– el buen funcionamiento de las instituciones políticas constitucionales la necesidad de la ética en la dirección de los asuntos públicos,

– y el espíritu de auto superación y de mejora de la sociedad.

Se aproximan los contenidos a la realidad más cercana a los alumnos de esta edad.
Se mantienen los bloques de conocimiento:
– Individuo y relaciones interpersonales.

– La vida en comunidad.

– Vivir en sociedad.

Se mantienen y/o concretan la mayoría de los objetivos y se introducen tres objetivos nuevos.
– Conocer y respetar las normas básicas que regulan la circulación, especialmente aquellas que tienen que ver con la seguridad. Tomar conciencia de la situación del medio ambiente y desarrollar actitudes de responsabilidad en el cuidado del entorno próximo.

– Describir la organización, la forma de elección y las principales funciones de algunos órganos de gobierno del municipio, de las Comunidades Autónomas, del Estado y de la Unión Europea. Identificar los deberes más relevantes asociados a ellos.

– Educar en salud integral, conocer las habilidades y valores necesarios para actuar positivamente respecto a la salud.

Se relacionan los contenidos con las distintas normas jurídicas, desde las más cercanas a las de carácter universal, por las que se rigen los sistemas democráticos.
Se concretan y amplían contenidos como:
– La promoción de la corresponsabilidad de mujeres y hombres, sobre todo en las tareas domésticas y de cuidado de la familia.

– Los hábitos de vida saludables relacionados principalmente con la alimentación, la actividad física y deportiva.

– La convivencia en los ámbitos más cercanos familia, colegio, barrio, localidad.

– La importancia de la iniciativa privada en la vida económica y social.

– Derechos y deberes en la Constitución.

– Servicios públicos y bienes comunes, y la contribución de los ciudadanos a través de los impuestos.

– Hábitos cívicos: espacios públicos y el medio ambiente.

Se amplían los criterios de evaluación para contemplar estos contenidos.
SecundariaSe profundiza en los principios de ética personal y social y se incluyen, entre otros contenidos, los relativos a la condición social del ser humano, que no se agota en la mera ciudadanía, e involucra elementos afectivos y emocionales que no siempre pueden regularse por la normativa legal ni son competencia fundamental de un Estado.

Se presta una especial atención al conocimiento y respeto de las instituciones jurídico-políticas y de los símbolos propios de España y de la Unión Europea.
Se aproximan los contenidos a la realidad más cercana a los alumnos de esta edad, haciendo una aproximación a la Filosofía en la materia del 4º curso.
Los contenidos abordarán especialmente:
– la promoción de los derechos, deberes y libertades que garantizan los regímenes democráticos,

– la creación de las normas jurídicas según la Constitución,

– el funcionamiento del sistema electoral y de los partidos políticos,

– las teorías éticas y los derechos humanos, como referencia universal para la conducta humana, así como los aspectos relativos a la superación de conflictos la igualdad de derechos y oportunidades entre hombres y mujeres,

– las características de las sociedades actuales,

– o la tolerancia y la aceptación de las minorías y de las culturas diversas.

Se mantienen los bloques de conocimiento en las dos materias.
En la línea de lo expuesto, se concretan contenidos que se pueden englobar en los siguientes epígrafes:
La Constitución Española. Derechos y deberes fundamentales en la Constitución. Los valores fundamentales de la Constitución Española. Derechos civiles, políticos, económicos y sociales. La justicia. La noción de ciudadanía. Los criterios jurídicos de adquisición de la nacionalidad española.
La protección de los derechos humanos frente a sus violaciones. La extensión de los derechos humanos: un reto del mundo actual.
Educación cívico-tributaria.
El deber de transparencia en la gestión pública.
La dimensión económica de la sociedad humana. Libertad política y libertad económica. El papel de la iniciativa económica privada en la generación de la riqueza y el fomento del espíritu emprendedor. Las ONG y la Sociedad Civil.
Globalización e interdependencia: El uso de las tecnologías de la información y la comunicación, nuevas formas de relación y ocio. Derecho a la privacidad y respeto a la propiedad intelectual. Poder y medios de comunicación.
Los criterios morales y la noción de valor. El bien y la justicia como valores fundamentales de la acción personal y social humana.
Desarrollo de factores de protección frente a las enfermedades, las adicciones y el consumismo.
Los deberes hacia la naturaleza y el medio ambiente.
Los criterios de evaluación contemplan los contenidos anteriores.

Fuente: Nota de prensa de la Moncloa. www.lamoncloa.gob.es