Print pagePDF pageEmail page

  • El PP ha presentado una batería de preguntas en el Parlament para esclarecer los hechos

  • Esplugas exige a Núria Marín que reclame al president Puigdemont soluciones rápidas al problema que sufren los vecinos de la Torrassa

infografia_l9-01La Presidenta y Portavoz del PP de L’Hospitalet, Sonia Esplugas, ha anunciado hoy en rueda de prensa que el Grupo Parlamentario Popular ha registrado una batería de preguntas para conocer las razones técnicas de las vibraciones detectadas en la L9 a su paso por el barrio de la Torrassa y evaluar el nivel de riesgo que conlleva para los vecinos. En este sentido, Sonia Esplugas espera que “la alcaldesa muestre la misma beligerancia con este asunto como lo muestra en campaña electoral a la hora de reclamar infraestructuras al Estado”.

“No es de recibo que la Alcaldesa todavía no haya anunciado ninguna acción y esté desaparecida” –critica la Presidenta de los Populares. Por esta razón, Sonia Esplugas pide a Núria Marín que defienda los intereses de los vecinos de L’Hospitalet y que “pida soluciones rápidas al problema que sufren desde la inauguración de la L9 y deje de ignorar este problema que tiene intranquilas a muchas personas”.

Para la Portavoz Popular “estamos ante una obra faraónica que se inició en la etapa Pujol y que ha tardado 13 años y ha costado 7 veces más de lo previsto”. Así las cosas, Sonia Esplugas recuerda que cuando se hundió el Carmelo por la ampliación de la línea 5 de metro, se detuvieron estas obras y se volvieron a realizar los estudios geológicos, por lo que “no tiene justificación que después del retraso y del sobrecoste ahora los vecinos tengan que sufrir vibraciones y temer por su seguridad”.

Además, la Presidenta de los Populares ha puesto el acento en la mala solución propuesta por las administraciones responsables, que ha sido reducir la frecuencia de esta línea que ya tarda 32 minutos entre Zona Universitaria y el Aeropuerto. Así, Sonia Esplugas cuestiona el doble coste que se ocasiona a los vecinos: “por un lado tienen que soportar las vibraciones en sus casas y, por el otro, los retrasos y las esperas en el andén del metro”.

Preguntas parlamentarias