Print pagePDF pageEmail page

12829516_1766115180284896_3261957114643670789_o

La Presidenta del PP de L’Hospitalet, Sonia Esplugas, ha registrado una moción para que se debata el actual sistema de recogida de muebles, colchones y utensilios viejos y se trabaje en la creación de “un sistema eficaz que minimice estas prácticas poco respetuosas con el entorno” en alusión a los muebles viejos tirados al lado de los contenedores de basura.

Para Sonia Esplugas, el actual sistema “está mal explicado, ya que mucha gente todavía no está concienciada” y “no es previsible (al no haber un día fijo cada semana en el que se realice la recogida de muebles). En consecuencia, el actual sistema “no está pensado para afrontar el incivismo” y provoca daños a la imagen de la ciudad, incremento de la percepción de inseguridad, aumento de la imagen de deterioro y dejadez de algunos barrios y riesgos para nuestros vecinos, especialmente para los más vulnerables.

MOCIÓN PARA REPLANTEAR EL SERVICIO DE RECOGIDA DE MUEBLES Y UTENSILIOS VIEJOS EN L’HOSPITALET

Los muebles viejos tirados al lado de los contenedores de basura no son un problema nuevo en nuestra ciudad. Hace años que nuestro grupo político y otros venimos presentando iniciativas para solucionarlo y, a la vista está, aún no se ha encontrado un sistema eficaz que minimice estas prácticas poco respetuosas con el entorno.

Estos hechos no sólo contribuyen a la imagen de deterioro de L’Hospitalet en algunos barrios sino que además conllevan problemas mucho mayores en el corto plazo. Los muebles y colchones al lado de los contenedores suponen un obstáculo difícil de sortear para las personas mayores y un riesgo en tanto que pueden provocar desde caídas hasta pequeños incendios. Tanto es así que el mismo Teniente Alcalde de Seguridad, Convivencia y Civismo, afirmó en la sesión plenaria de febrero de 2015 que “los incendios de contenedores habían crecido un 30% básicamente por (…) unas personas que crearon muchas dificultades en el mes de agosto y octubre”.

Evidentemente, ningún incendio se genera de manera espontánea, pero el exceso de muebles y colchones en la vía pública lo pone bastante fácil a los pirómanos. Es de justicia decir que, junto con la imagen inmediata de dejadez, contribuyen a aumentar la percepción de inseguridad de los ciudadanos de L’Hospitalet, hecho que se agrava en aquellos barrios en los que esta ya pueda ser más elevada.

La situación actual de este mejorable sistema de recogida provoca, en conclusión, daños a la imagen de la ciudad, incremento de la percepción de inseguridad, aumento de la imagen de deterioro y dejadez de algunos barrios y riesgos para nuestros vecinos, especialmente para los más vulnerables.

Conviene por lo tanto iniciar un proceso de reflexión que identifique los elementos que están fallando. En este sentido, algunos son evidentes: falta de conocimiento y concienciación sobre el servicio de recogida municipal, no existencia de un día fijo a la semana de recogida como en otras ciudades limítrofes, inexistencia de sanción a quienes realizan estas prácticas y excesivo tiempo de reacción de los servicios municipales para apartar los muebles y otros de la vía pública.

Por todo esto, desde el Grupo Municipal Popular proponemos al Pleno del Ayuntamiento de L’Hospitalet de Llobregat los siguientes

ACUERDOS

PRIMERO.- Instar al Gobierno Municipal a estudiar una modificación del actual sistema de recogida de muebles y utensilios de tal manera que se pueda implantar un día fijo cada semana en el que, además del circuito planificado según demanda, se recorra toda la ciudad para recoger muebles y otros utensilios viejos.

SEGUNDO.- Instar al Gobierno Municipal a impulsar una campaña de comunicación que ayude a concienciar sobre la necesidad de usar el servicio de recogida y –si cabe– a explicar la posibilidad de deshacerse de los muebles un determinado día de la semana.

TERCERO.- Instar al Gobierno Municipal a iniciar una revisión de la Ordenanza de Civismo que cuente con las aportaciones de todos los Grupos Municipales representados en este Ayuntamiento y que pueda concluir con la introducción de sanciones a quienes sean señalados in fraganti por la Guardia Urbana en el desarrollo de estas prácticas poco respetuosas con el entorno y con los valores de convivencia y civismo.

CUARTO.- Dar traslado a las Asociaciones de Vecinos y a los medios de comunicación.

fotos1
fotos2