Print pagePDF pageEmail page

La arrogancia de Pedro Sánchez nos aboca a una nueva parálisis institucional convocando unas nuevas elecciones, a las cuartas en 4 años, lo que representa un importante gasto para los bolsillos todos los españoles.                                              El tacticismo del Partido Socialista para pactar va a provocar un nuevo retraso a la hora de afrontar la crisis económica que ya está empezando a emerger, tal y como reflejan las últimas cifras del paro en España. En nuestro país se crea empleo al menor ritmo desde 2013.

El 10 de noviembre tenemos otra oportunidad para no dejar en manos socialistas la gestión de los grandes desafíos a los que nuestro país se enfrenta. Desgraciadamente aún recordamos la nefasta gestión socialista en la grave crisis económica y los “brotes verdes” que dejó a muchas familias de L’Hospitalet con todos sus miembros sin trabajo.

Y a ello se une en Catalunya, las consecuencias del proceso secesionista que, aunque venido a menos por la radicalización y el engaño de sus propios líderes, continúa provocando recelo entre las empresas a la hora de crear nuevos puestos de trabajo. Ahora más que nunca necesitamos un Gobierno centrado en crear puestos de trabajo y no en promover medidas populistas para contentar a independentistas y a la extrema izquierda.

El PP en toda su historia de gobierno ha creado 8 millones de empleos. ¿Cuántos destruyeron Zapatero y Sánchez? ¡Solo quien crea empleo, cumple!