Print pagePDF pageEmail page

Un año más la Alcaldesa nos presenta las mismas viejas propuestas, que en muchos casos son humo ya que no tiene la competencia para hacerlas realidad. Así que consideramos que una parte importante de su discurso es postureo.

En aquello que sí tiene competencias, como por ejemplo la participación ciudadana, el discurso de la Alcaldesa es la constatación tardía de una evidencia: los consejos de distrito llevan dos años funcionando y hasta ahora sólo han servido para que el equipo de gobierno tenga algún foro en el que explicar su acción de gobierno, siempre de arriba abajo. Si ahora se han dado cuenta de que los consejos de distrito han de servir para que sean los vecinos quienes propongan al gobierno y no al revés, bienvenido sea. Esta una reivindicación de todos los grupos de la oposición, que los Consejos de Distritos sirvan para fomentar la participación, el consenso y el diálogo. Quizá esto sólo funciona así porque el PSC está en minoría.

Por otra parte, la prensa ha recogido la propuesta de sancionar a los bancos con pisos vacíos, lo cual demuestra dos cosas: primero, que el PSC mintió cuando se le preguntó hace un año por este mismo tema, ya que afirmaba que “se apostaba por la mediación”. Núria Marín se ve obligada a hacer estos anuncios ante la amenaza electoral que suponen las nuevas fuerzas populistas.

Por otra parte, es evidente que ahora que España está cambiando y mejorando su contexto económico, son más las inversiones públicas o privadas. Por eso es una buena noticia que se instalen dos nuevos hoteles en nuestra ciudad y que la Generalitat ponga en marcha la L9. Aunque es triste que lo más positivo de la conferencia de la Alcaldesa sean cosas que no dependen de ella

En cualquier caso, lo que está claro es que estamos ante el agotamiento del modelo del PSC que, falto de ideas, recurren a reinventar el ladrillazo a través de un distrito cultural que, por cierto, nunca contó con la participación de nadie y ni siquiera fue debatido en el Pleno Municipal.